25 de noviembre 2015

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

En 1993 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en la que se definió este tipo de violencia como: “todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real, un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción a la prohibición arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la vida privada”.

En 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Profundizó además en que la violencia contra la mujer es una violación grave de los derechos humanos, puede ser física, sexual, psicológica y económica. Su impacto puede ser tanto inmediato como de largo alcance y afectar negativamente el bienestar de las mujeres, impidiendo su plena participación en la sociedad. Para poner fin a este flagelo, que amenaza a mujeres y niñas, es necesario centrar acciones en tres pilares de actuación: prevención, protección y previsión de los servicios.

La ALIANMISAR en este día renueva su compromiso para dar seguimiento a los esfuerzos de incidencia, abogacía y diálogo político con los tomadores de decisión, asimismo continúa aportando en la construcción de una humanidad justicia social, solidaria, equitativa e igualitaria para el buen vivir.