ALIANMISAR visita hospitales capitalinos

ALIANMISAR visita hospitales capitalinos para observar la atención hacia las mujeres indígenas
La Alianza Nacional de Organizaciones de Mujeres Indígenas por la Salud Reproductiva –ALIANMISAR- visitó los hospitales de San Juan de Dios y Roosevelt con el propósito de observar el comportamiento de la atención que se brinda a las mujeres indígenas con relación a la salud reproductiva y planificación familiar.
La visita fue realizada en compañía de la Unidad de Supervisión Hospitalaria de la Procuraduría de los Derechos Humanos –PDH-. Fueron visitadas las áreas de ginecología y maternidad. Durante la visita, las integrantes de ALIANMISAR pudieron constatar que cerca del 30 por ciento de las mujeres que son atendidas llegan referidas de hospitales del interior de la República. Algunas de estas pacientes son monolingües y no dominan el idioma español. El problema que enfrentan los médicos y enfermeras es que no pueden comunicarse con sus pacientes para explicarles los signos de peligro o el tratamiento que les aplicarán. Las mujeres indígenas, por otro lado, no comprenden la consejería en planificación familiar que los hospitales están obligados a brindarles.
Considerando que Guatemala es un país multicultural y plurilingüe, cabe resaltar que la Ley de Idiomas Nacionales (Decreto 19-2003) estipula "facilitar el acceso a los servicios de salud… como sectores prioritarios, para los cuales la población deberá ser informada y atendida en el idioma propio de cada comunidad lingüística" (artículo 15). La Ley de Acceso Universal y Equitativo de Servicios de Planificación Familiar y su Integración en el Programa Nacional de Salud Sexual y Reproductiva norma que “el MSPAS … debe contar con conocimientos, habilidades y destrezas para desarrollar la consejería, además contar con material educativo de apoyo, para facilitar la comprensión de la población de acuerdo al contexto sociocultural” (artículo 14). La reciente Ley para la Maternidad Saludable establece que “las mujeres serán atendidas en su idioma materno para asegurar que el tratamiento y los procedimientos de comunicación sean comprensibles y claros para ellas y su familia” (artículo 8).
Es por ello que, las integrantes de ALIANMISAR como Voluntarias Defensoras de la Salud de la Mujer, acreditadas por la Procuraduría de los Derechos Humanos, solicitarán al Ministro de Salud Dr. Ludwing Ovalle que apruebe y se practique en los hospitales, una política operativa que asegure la mejor comunicación entre el personal de los servicios y las usuarias. Las integrantes de ALIANMISAR manifiestan que esta política, no conllevaría necesariamente recursos adicionales, ya que podría ser aprovechado el personal maya hablante que labora en el hospital (incluyendo personal administrativo y conserjes), cuando la situación lo amerite.