Conversatorio con médicos de USAC

Autoridades académicas, médicos docentes y coordinadoras de ALIANMISAR realizaron conversatorio
 
Con el objetivo de sensibilizar a directores y cuerpo docente de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de San Carlos de Guatemala –USAC- se realizó un Conversatorio en las instalaciones del Centro Universitario Metropolitano –CUM-. La temática principal fue el abordaje de la pertinencia cultural en el pensum de medicina y en la práctica del Ejercicio Profesional Supervisado, con lo que se busca incrementar la asistencia de mujeres indígenas a los servicios de salud pública y la reducción de la mortalidad materna en el área rural del país.
Al conversatorio asistieron el decano, vicedecano, docentes de la Facultad de Ciencias Médicas de la USAC, las integrantes de la Junta Coordinadora de la Alianza Nacional de Mujeres Indígenas por la Salud Reproductiva –ALIANMISAR- y el licenciado Martín Salcalxot, de la Procuraduría de los Derechos Humanos.
El doctor Jesús Oliva, decano, indicó que la Facultad de Ciencias Médicas tiene una obligación con Guatemala de extender la educación en salud hacia todos los rincones del país, con nivel científico, con aportación humana, y de servicio social. Expresó que ello es parte de la razón de ser de esa Facultad, reconociendo que la formación formal de los médicos ha estado muy desligada de la realidad que se vive, sobre todo en los pueblos indígenas. Por ello, se refirió a que la mejor manera de abordar el tema en las aulas, es conociendo la experiencia de las etnias pues la educación debe surgir desde el nivel local: “…son las mujeres las que viven y sienten los problemas relacionados con la salud reproductiva...”
Manifestó que ALIANMISAR le estaba regalando a esa casa de estudios, una excelente oportunidad para mejorar sus programas y compatibilizarlos con la realidad nacional; involucrando la cultura y los conocimientos ancestrales. Finalizó indicando que el Conversatorio era un primer encuentro de otros, que la actividad marcó un hecho histórico y que el siguiente paso sería la firma de una Carta de Entendimiento.
Dentro de los aspectos señalados por las lideresas indígenas y con base en la Encuesta Nacional de Salud Materno Infantil (2008-2009), destacaron que en el país únicamente un 28.4% de las mujeres indígenas utilizan algún método de planificación familiar cuando el promedio en la mujer no indígena es del 54.2%, es decir casi el doble, lo que refleja el escaso acceso de los pueblos indígenas a los servicios de salud reproductiva y la falta de información en el idioma materno, que oriente a las familias a reducir los riesgos de la mortalidad materna e infantil.
De acuerdo a lo expresado por Gricelda Lorenzo de ALIANMISAR-Quiché, solamente el 29.6% de partos de mujeres indígenas son atendidos por profesionales de la salud, mientras que en mujeres no indígenas es del 70.2%, eso significa que 6 de cada 10 partos son atendidos en hogares indígenas por comadrona y sin apoyo del Estado, por eso en el país, 7 de cada 10 muertes maternas son de mujeres indígenas[1].
Por su parte el licenciado Martín Salcalxot, Defensor de Pueblos Indígenas en Guatemala, abordó los antecedentes sobre las relaciones y comunicación intercultural en Guatemala. Indicó que es un reto como país que una cultura acepte a otra, refiriendo que la Constitución Política de Guatemala reconoce que el país está conformado por diversos grupos étnicos y que en Guatemala el concepto de etnia viene cargado con varios perjuicios. 
Por otro lado, comentó que en el país existen sistemas, autoridades y aspectos normativos de la salud indígena por lo que Guatemala debe avanzar hacia la  “interculturalidad” que se refiere al respeto entre las distintas culturas que habitan un país.

 


En la fotografía, integrantes de la Junta Coordinadora de ALIANMISAR con el doctor Miguel Angel García, vicedecano de la Facultad de Ciencias Médicas de la USAC, quien hizo el cirre del conversatorio. Aparece también el docente, doctor Herbert Díaz Tobar.


[1] SEGEPLAN, Tercer informe de avances en el cumplimiento de los Objetivos de desarrollo del milenio. Objetivo 5: Mejorar la salud materna Guatemala, 2010.