Realizan monitoreo en seis departamentos del país

Realizan monitoreos en seis departamentos del país
La Alianza Nacional de Organizaciones de Mujeres Indígenas por la Salud Reproductiva (ALIANMISAR) vigila que el Estado garantice el respeto a los derechos de las mujeres indígenas, el acceso de servicios de salud sexual y reproductiva con énfasis en salud materna y neonatal, y la planificación familiar de calidad, calidez, gratuitos y culturalmente adaptados para contribuir a alcanzar uno de los objetivos de las Metas del Milenio: reducir la mortalidad materna en tres cuartas partes entre 1990 y 2015.
 
Realizó monitoreos en Sala de Labor y Parto de hospitales de Cobán, Chimaltenango, Quiché, Sololá, Quetzaltenango y San Marcos, en donde evidenció que los espacios son muy reducidos para la alta demanda de la población.
 
Específicamente en el Hospital Regional de Quetzaltenango se observó que el equipo médico e insumos se encuentran en malas condiciones, generando riesgo de contaminación al ambiente y riesgo de infecciones a las usuarias en labor y parto.  Los nueve Centros de Atención Permanente (CAP) de Quetzaltenango fueron monitoreados. Las áreas de atención son muy reducidas y no se tienen contempladas salas para el parto normal, ni mucho menos para el parto vertical. La mayoría de los CAP no está abastecido con antibióticos ni analgésicos en suspensión, que son de gran importancia para curar las infecciones que presenta la población.  
ALIANMISAR hace un llamado a las autoridades del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social para que consideren las necesidades de la población guatemalteca. Así también se hace un recordatorio al Dr. Rafael Espada, Vicepresidente de la República, quien se comprometió a realizar el cambio total del equipo en sala de labor del Hospital Regional de Quetzaltenango, y no ha cumplido.