Carta de entendimiento con USAC

Facultad de Ciencias Médicas y ALIANMISAR firman carta de entendimiento

Habiéndose realizado previamente un conversatorio entre médicos docentes de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC) y la Junta Coordinadora de la Alianza Nacional de Organizaciones de Mujeres Indígenas por la Salud Reproductiva (ALIANMISAR), en donde se destacaron las necesidades prioritarias de las mujeres indígenas guatemaltecas; el marco legal e internacional que sustenta sus derechos en salud reproductiva; la situación evidenciada de las carencias en los servicios de salud del interior del país, especialmente de las zonas rurales; la relevancia del enfoque “cultura y salud” de los pueblos indígenas y por consiguiente la necesidad de fortalecer el pensum de estudios de los médicos que se forman, para que considere una enseñanza y práctica con pertinencia cultural; el 7 de julio del 2011 fue firmada una carta de entendimiento entre ambas instancias.
Dentro de los compromisos asumidos por la Facultad de Ciencias Médicas están, el de sensibilizar a docentes de la salud en el tema de salud reproductiva con pertinencia cultural; formar a profesionales de la salud con conocimientos y prácticas para resolver situaciones de salud de áreas rurales y de los pueblos indígenas; promover la formación en comunicación intercultural; y promover que futuros profesionales de los servicios de salud, protejan el derecho humano a la salud con pertinencia cultural y su adecuada atención institucional.
Para el mejor seguimiento y cumplimiento de la carta de entendimiento, se iniciará la realización de talleres que tengan como propósito el intercambio de saberes entre ALIANMISAR y médicos docentes de USAC. 
Con relación al hecho anterior, cabe resaltar las palabras de Anand Grover, Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el Derecho a la Salud, en su informe 2010 para Guatemala, en donde resalta: “Además de una mayor asignación de recursos a los servicios de salud rurales, se precisan esfuerzos concertados para incorporar de manera integral la formación en salud rural en los programas de estudios de los profesionales médicos. Muchos médicos y otros profesionales de la salud no están capacitados para tratar los problemas específicos que tienen las comunidades rurales, y por esta razón, entre otras, son renuentes a trabajar en las zonas remotas. Además, quienes reciban esa formación en salud rural deben ser apoyados adecuadamente para que puedan hacer frente a los retos que conlleva la prestación de servicios en esas comunidades”.
A la fecha, ALIANMISAR aglutina a 100 organizaciones de mujeres indígenas de la sociedad civil, ha realizado también alianzas estratégicas con la Procuraduría de los Derechos Humanos y con la Defensoría de la Mujer Indígena con el objetivo final de contribuir a la disminución de la mortalidad materna y de las brechas entre mujeres indígenas y no indígenas relacionadas con la salud reproductiva.